Iluminación

La iluminación de nuestro hogar puede ser mucho más funcional, eficiente e incluso, divertida, cuando la automatizamos.

Gracias a la domótica y la implementación de las luces con sensor de movimiento, no sólo aumentamos nuestro confort sino que también incrementamos nuestra seguridad y ahorramos en el consumo de energía.

Control automático de la luz

Una de las funcionalidades que conseguimos al domotizar nuestro sistema de iluminación es la posibilidad de controlar todas las luces para crear ambientes a nuestro gusto en intensidad, color, tiempo, etc.

Por ejemplo, en el salón de casa podemos leer, ver la tele, escuchar música, tener una cena romántica, etc. Pero cada una de estas actividades requiere de una iluminación adecuada para poder disfrutarlas al máximo. De modo que si queremos pasar de estar leyendo a ver una película en familia debemos adecuar la iluminación.

Con un sistema de iluminación domótico estos cambios no se realizan de forma manual, sino pulsando un botón en tu Smartphone, mando a distancia o Tablet. Escoges la escena que deseas y todas la luces actuarán automáticamente y de forma remota para apagar o encender, bajar o subir intensidad o cambiar el color según el ambiente elegido. Esto resulta muy cómodo para todos y es de gran utilidad para aquellas personas con movilidad reducida.

Las escenas pueden ser creadas para cada situación con todas las variables que permita el tipo de iluminación de que se disponga.

Aumento de la seguridad

La seguridad es otro de los factores que se potencia con el uso de la luz con sensor de movimiento, tanto en el exterior como en el interior de la vivienda.

Con la instalación de luces con sensor de movimiento, los detectores de presencia para iluminación activarán las luces automáticas facilitando la visibilidad de las personas y de las cámaras de vigilancia.

Además, otra ventaja muy importante de las luces automatizadas en cuanto a aumentar la seguridad en nuestra vivienda, es la simulación de presencia. Esta funcionalidad es ideal cuando vamos a ausentarnos de casa, ya que el sistema domótico se basa en la reproducción automática de los patrones del usuario y, una vez activado el programador de luz de la vivienda inteligente, se van a reproducir los patrones aprendidos, encendiendo y apagando luces.

Simulamos que hay presencia en la vivienda y disuadimos de posibles intrusiones y robos en el hogar.

Descubre las ventajas de la domótica en tu hogar y tu empresa

Disfruta de la domótica en tu hogar

Contacta con nosotros y te explicamos cómo hacerlo