El blog de DOMO4M

Cuando hablamos de domótica nos vienen a la cabeza lujosas mansiones y una serie de funcionalidades futuristas lejos de nuestro alcance.

La realidad ha cambiado y hoy todos podemos disfrutar de las ventajas de la domótica. Podemos convertir nuestro apartamento, piso, casa o chalet en una Smart home, por menos de lo que cuesta un iPhone X y que nos lo instale un profesional sin obras en una mañana.

Todos tenemos asumido que el coche ponga en marcha el limpia parabrisas cuando llueve, o que las luces se enciendan automáticamente a la entrada de un túnel. Es ya muy común que las puertas se abran por aproximación y que aparque solo.

Entonces, ¿por qué en nuestros hogares no es así?

Hoy tenemos que encender y apagar las luces pulsando el interruptor, la climatización la regulamos con termostatos manuales y automatizamos, como mucho las puertas del garaje.

La respuesta es muy sencilla. No tenemos nuestras casas domotizadas porque hasta ahora era:

  • Muy caro
  • Con obras en casa
  • Sistemas complicados

Y decimos hasta ahora porque Domo4M está revolucionando el mundo de la domótica, ofreciendo sus kits:

  • A precios asequibles
  • Con instalaciones sin obras y en unas horas
  • Y de forma sencilla. A través de una app en el móvil controlas toda la casa: climatización, luz, seguridad, en cualquier lugar y en todo momento.

Instalar un sistema de domótica es casa por algo más de mil euros nos va a permitir:

Ahorrar en la factura energética

Controlando de forma eficiente el consumo de energía de tu casa a través de un sistema de domótica, vas a poder ahorrar en tu factura entre un 27 y un 30%.

Ya no nos dejaremos las luces encendidas. Las luces con sensor de movimiento o de presencia nos garantizan que cuando abandonamos una estancia, la luz se apaga y evitamos los olvidos que nos pueden costar mucho dinero. Los electrodomésticos se pondrán en funcionamiento en los horarios en los que el precio de la energía es menor y puede desconectar los circuitos eléctricos no prioritarios, como el del aire acondicionado, antes de alcanzar la potencia contratada.

La gestión eficaz de la iluminación, la climatización, el riego y el agua caliente, se realiza mediante la zonificación y el uso de tarifas horarias más económicas. La casa sigue las pautas que le indiquemos y realiza las funciones de forma automática.

La conversión de un hogar tradicional a un hogar inteligente nos ofrece una gran cantidad de opciones.

No sólo en el ahorro energético, sino también en el ámbito del confort.

Más comodidad

La domótica nos facilita la vida enormemente gracias a que la casa va a seguir las instrucciones que le hayamos establecido previamente y de forma automática, las seguirá.

Podremos salir de casa sin tener que revisar  que las luces están apagadas, las persianas bajadas, las puertas cerradas y la alarma puesta. Con tan sólo un botón de una app en nuestro móvil, activaremos el “escenario de salida” y nuestra casa realizará todas las funciones por nosotros.

Los sistemas domóticos adaptan la iluminación de la casa a la variación de luz solar del exterior, a la zona de la casa y a la presencia de personas y se ajusta a las necesidades de cada momento.

Al igual que la climatización, que se regula en función de la temperatura que seleccionemos, poniendo la calefacción, subiendo o bajando persianas y toldos. Además nos ayuda a ahorrar ya que en muchas ocasiones con abrir las persianas y dejar entrar la luz del sol es suficiente para llegar a la temperatura idónea sin necesidad de activar la calefacción.

Todo ello logra que sean negocios y casas eficientes energéticamente y más seguros.

Seguridad total

A diferencia de las alarmas de seguridad convencionales, los sistemas domóticos como los de Domo4m, cuando se activa la alarma de la casa, todos los dispositivos trabajan conjuntamente para proteger la vivienda: se activan las luces, la grabación de las cámaras, la alarma acústica y se realiza una llamada al 

propietario para que pueda ver y oír en tiempo real qué está sucediendo y avisar a la policía en caso necesario.

Los sistemas de video vigilancia y de comunicación por voz, tanto local como remota, permiten estar en contacto directo con las personas que se encuentran en la vivienda. Los botones de pánico proporcionan una seguridad inmediata ya que, con sólo pulsarlos, se activan diferentes avisos a familiares y a los servicios médicos, entre otros. Esto es de gran utilidad para aquellas familias con personas mayores o con movilidad reducida.

La domótica también actúa ante averías y siniestros con los sensores de CO2, los detectores de humo, los sensores de inundación, etc. Cuando se produce alguna situación de peligro activa los dispositivos necesarios, cerrando válvulas, cortando el agua o la luz, etc.,  y también avisa para que se pueda actuar inmediatamente minimizando así los daños.

Ya no tienes excusa para instalar un sistema de domótica en casa y disfrutar de la comodidad, el ahorro, la sencillez y la seguridad de una Smart home.

 

 

Casos prácticos

Descubre todos los beneficios de la domótica.