El blog de DOMO4M

Llega el invierno y se nos ponen los pelos de punta, no solo por el frío, sino también al pensar en la factura en luz y calefacción que nos va a llegar el próximo mes.

Mantener la casa caliente no tiene por qué ser una ruina. Nuestros expertos te dan una serie de consejos sobre cómo ahorrar en calefacción sin pasar frío.

La calefacción es uno de los mayores gastos a los que se enfrenta el presupuesto familiar en invierno:

  1. Aísla puertas y ventanas
  2. Purga los radiadores
  3. Practica buenos hábitos en casa
  4. Programa la temperatura adecuada
  5. Activa la geolocalización

 Aísla puertas y ventanas

La primera medida para disfrutar de la temperatura adecuada en tu hogar es un buen aislamiento en puertas y ventanas.

Supervisa que los burletes se encuentran en perfecto estado y sustituye aquellos en los que sea necesario poner unos nuevos. Revisa las rendijas por las que se pueda colar el viento y el frío y tápalas ya que puede bajar la temperatura de la casa varios grados y con ello aumentamos la intensidad de la calefacción y el gasto.

Examina puertas, ventanas, balcones y conductos de ventilación para asegurarte que todo está bien aislado, utiliza cortinas y alfombras para dificultar la entrada del frío y que se escape el calor.

Practica buenos hábitos en casa

Pequeños gestos diarios pueden suponer, en un mes, un gran ahorro.

Si aprovechas la luz del sol, puedes aumentar la temperatura de las estancias al igual que si por la noche cierras las persianas y corres las cortinas para intentar aislar la casa al máximo.

 

Aunque te parezca lo contrario, es muy importante que ventiles la casa diariamente durante cinco minutos, aunque haga un frio bajo cero fuera.

Revisa y mantén tu sistema de calefacción al menos una vez al año ya que si funciona correctamente gastará lo necesario.

Purga los radiadores

Es necesario purgar los radiadores una vez al

año, para eliminar el aire que pueda haberse acumulado en su circuito ya que este aire perjudica la correcta distribución del calor por la casa,  afecta negativamente a su funcionamiento y produce molestos ruidos.

Aprovecha el manipulado de los radiadores para instalar detrás de ellos, paneles reflectantes de calor. Como son autoadhesivos, su colocación es muy sencilla y te va a permitir ahorrar hasta un 10% en calefacción.

 Establece la temperatura adecuada

Se recomienda una temperatura de entre 19º y 21 º C durante el día y entre 15 y 17 º C por la noche. Para que puedas controlar la temperatura, lo idóneo es tener un termostato que la cambie de forma automática y si además se trata de un termostato inteligente, aumentas en comodidad y logras un mayor ahorro en calefacción.

La mayoría de los sistemas de calefacción que están instalados en nuestras casas, permiten incorporar sistemas domóticos de control para ayudar al rebajar notablemente el consumo y por tanto la factura energética.

Los sistemas domóticos que regulan la calefacción disponen de programadores, termostatos, válvulas y sensores de temperatura que logran mantener una temperatura agradable de forma automática en función de las condiciones meteorológicas, la hora del día, la zona de la vivienda y la presencia de personas.

Las válvulas inteligentes se instalan fácilmente en cada radiador de la casa que quieras controlar y sustituyen a las válvulas habituales. Son los dispositivos que junto a los termostatos inteligentes te permiten regular, encender y apagar la calefacción de forma remota o en casa, a través de la app que puedes descargar en la tablet o el móvil, así como establecer o cambiar los parámetros de confort que prefiramos.

Un termostato inteligente además de aumentar tu confort, te va a producir un ahorro energético que se calcula puede llegar a ser de entre un 15% a un 20%.

Activa la geolocalización

La domótica nos ofrece una interesante posibilidad para la regulación de la calefacción, la instalación de un programador de calefacción wifi con geolocalización. El sistema detecta que nos aproximamos a la vivienda gracias al móvil y activa la climatización para que cuando llegues la temperatura esté a tu gusto.

Los sistemas domóticos como el Kit de Casa Inteligente de Domo4M tienen como objetivo hacernos la vida más fácil, confortable y segura. Y lograr un ahorro en nuestra factura energética, es una gran ventaja.

Casos prácticos

Descubre todos los beneficios de la domótica.